Que ver

jirafalogocabarcenoI

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno no es un zoólogico convencional ni un Parque Natural. Es un espacio naturalizado por la mano del hombre, a partir de la belleza primitiva de su paisaje kárstico, sobre las 750 Has. de una antigua explotación minera a cielo abierto.

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno acoge a un centenar de especies animales de los cinco continentes en régimen de semilibertad, que se distribuyen en recintos de grandes superficies donde coexisten una o varias especies.

En el Parque de la Naturaleza de Cabárceno la vida se desarrolla en el ambiente más natural posible para los animales que lo habitan. Salvo la alimentación que se les facilita, el resto de las actividades están marcadas por su casi total libertad e instinto. Prácticamente todos ellos desencadenan peleas y luchas en época de celo por el control de las hembras y desde luego, salvo el instinto de supervivencia, el resto de sus sentidos son tan salvajes como en su hábitat natural.

En la actualidad por su enorme calidad, las instalaciones del Parque de la Naturaleza de Cabárceno están entre las mejor valoradas por los organismos que vigilan las condiciones de vida de los animales.

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno está concebido con fines educativos, culturales, científicos y recreativos, habiéndose convertido en uno de los mayores atractivos turísticos del norte de España.

Los más de 20 Km. de carreteras que surcan el parque nos conducirán a los diferentes recintos a través de maravillosos desfiladeros, apacibles lagos y sugerentes figuras rocosas. Además, por todo el parque existen numerosas zonas de aparcamiento y sendas que nos permiten descubrir rincones de gran belleza.

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno es un lugar ideal para pasar el día en familia ya que dispone de numerosas zonas de recreo, merenderos, miradores, rutas botánicas, cafeterías, retaurantes, parque infantil…

Ven a disfrutar del gran espectáculo de la naturaleza. Descubrirás los secretos del mundo animal, vegetal y mineral con numerosas actividades para toda la familia. La visita al Parque de la Naturaleza de Cabárceno se convertirá en una experiencia inolvidable.

Echa un vistazo a este vídeo del Parque de la Naturaleza de Cabárceno .

 

Museo y Cueva de Altamira

La cueva de Altamira es la máxima representación del espíritu creador del hombre. Todas las ConjuntoBisontescaracterísticas esenciales del Arte coinciden en Altamira en grado de excelencia. Las técnicas artísticas (dibujo, pintura, grabado), el tratamiento de la forma y el aprovechamiento del soporte, los grandes formatos y la tridimensionalidad, el naturalismo y la abstracción, el simbolismo, todo está ya en Altamira.

Es Altamira, a quien Henri Moore llamó en 1934 La Real Academia del Arte Rupestre, la que inspiró a los artistas de “La Escuela de Altamira”, a Miró, Tapies, Millares, Merz o a Miquel Barceló, quien escribió de su arte: Cuando visité por primera vez Altamira pensé, ha sido como volver al origen, que es el sitio más fértil. Creer que el arte ha avanzado mucho desde Altamira a Cézanne es una pretensión occidental, vana.

A la cueva de Altamira le corresponde el privilegio de ser el primer lugar en el mundo en el que se identificó la existencia del Arte Rupestre del Paleolítico superior. Su singularidad y calidad, su magnífica conservación y la frescura de sus pigmentos, hicieron que su reconocimiento se postergara un cuarto de siglo. Fue una anomalía científica en su época, un descubrimiento realizado en la cumbre y no en su grado elemental, un fenómeno de difícil comprensión para uno sociedad, la del siglo XIX, sacudida por postulados científicos extremos y rígidos.

Bisontes, caballos, ciervos, manos y misteriosos signos fueron pintados o grabados durante los milenios en los que la cueva de Altamira estuvo habitada, entre hace 35.000 y 13.000 años antes del presente. Estas representaciones se extienden por toda la cueva, a lo largo de más de 270 metros, aunque sean las famosas pinturas policromas las más conocidas. Su conservación en las mejores condiciones constituye un reto científico y de gestión del Patrimonio y es el objetivo prioritario y la razón de ser del Museo de Altamira.

 

Cueva de “EL SOPLAO”

Considerada como uno de los tesoros de la geología mundial, la cueva de El Soplao está situada en un entorno natural de gran belleza, entre los municipios de Valdáliga y Rionansa, a 540 metros de altitud, en un antiguo paraje de explotación minera.

descarga

La cueva de El Soplao fue descubierta en 1908 con las labores mineras de “La Isidra”, perteneciente al complejo de minas de La Florida. Con el cierre de las minas en 1978, la zona quedo abandonada aunque progresivamente llegó a convertirse en cita espeleológica a nivel mundial.

En 2004, a iniciativa del gobierno de Cantabria, se ejecutó un proyecto de recuperación medioambiental y adaptación a fines turísticos de la parte que la antigua explotación minera utilizo como escombrera interior y transito de ferrocarril minero.

La cueva es única  e irrepetible, una referencia para la espeleología mundial, y ya ha sido bautizada como al “Capilla Sixtina” del mundo subterráneo, por su grandiosidad, disposición y conservación. A su alto valor medioambiental hay que sumar su gran valor estético, que está representado por una gran variedad de formaciones excéntricas.

El Soplao tiene unos 14 km de galerías naturales, y unos 30 km más de galerías mineras.

descarga (1)

 

El visitante podrá disfrutar de gran valor naturalistico con hermosos bosques, variada fauna, restos de arqueología minera, zonas kársticas, múltiples caminos ganaderos y forestales, etc.  Así como extraordinarias vistas al mar Cantábrico: Comillas, Oyambre, San Vicente de la Barquera, a los Picos de Europa, a Peña Sagra, a la sierra del Cordel y Peñalabra, y a las vecinas poblaciones asturianas de Peña Mellera Baja, la Sierra del Cuera y Rivadedeva.

En esta página oficial de El Soplao encontraréis todos los detalles de este maravilloso paraje http://www.elsoplao.es/